El ayudante de cocina es el profesional que se encarga de apoyar en la elaboración de los platos. Trabajan bajo las órdenes de los cocineros y su papel en la cocina es indispensable y fundamental.

Si tienes interés en formarte en cocina y restauración, puedes matricularte en alguno de nuestros cursos especializados. Un buen ejemplo de ellos sería el Máster en Cocina + Cocinero profesional + Jefe de Cocina. Nuestra formación te prepara para asumir un rol multidisciplinar y comenzar tu carrera en la restauración con la mejor preparación.

Ayudante de cocina: funciones del cargo

El ayudante de cocina suele encargarse de aquellos trabajos más rutinarios y sencillos. Sin embargo, aunque las tareas sean simples, no significa que por ello sean menos importantes. De hecho, uno de los trabajos esenciales de un ayudante de cocina es mantener el orden y la higiene de los utensilios de cocina.

Asimismo, el ayudante de cocina también prepara los alimentos que forman los platos y tiene como objetivo optimizar la ejecución de los platos. Las funciones puedes ser diferentes según el restaurante o el establecimiento para el que trabajen. Por lo general, estas son las funciones más habituales de su cargo:

  • Limpiar, pelar y cortar los alimentos.
  • Encargarse de picar la carne, el pescado, las verduras u otros alimentos.
  • Pesar y medir las cantidades.
  • Preparar las salsas y los aliños.
  • Ayudar en la elaboración de los platos que ya están listos para servirse.
  • Mantener el orden y la higiene en la cocina.
  • Mantener el orden de los alimentos y almacenarlos en su lugar adecuado, ya sea el almacén, la nevera o el congelador, por ejemplo.
  • Realizar un control del stock de alimentos.
  • Gestionar los pedidos.

¿Qué perfil tiene un buen ayudante de cocina?

Hay una serie de características que un ayudante de cocina debe cumplir para ser un gran candidato. Una de las más habituales es que resida cerca del establecimiento en el que trabaja, pero la más importante es la actitud frente al trabajo. En este sentido, un ayudante de cocina debe ser una persona con las siguientes habilidades:

  • Interés por la gastronomía.
  • Vocación de servicio.
  • Capacidad para aprender rápido.
  • Ser una persona flexible en cuanto a las funciones a realizar como a los horarios.
  • Capacidad de trabajo en equipo.
  • Rapidez y eficiencia.
  • Ser una persona responsable.
  • Tener capacidad de organización y ser una persona limpia.
  • Preferiblemente en buena forma para poder levantar objetos pesados.

En lo que refiere a la formación, ser ayudante de cocina no está vinculado a ninguna titulación en particular. No obstante, no hay que descuidar la educación en el sector. Una correcta formación te ayudará a ascender en la cocina y te permitirá asumir roles de responsabilidad con mayor rapidez.

El ayudante de cocina, como hemos podido ver, ejerce un papel clave en la cocina. Se trata de uno de los puestos que más ayudan en el desarrollo de un restaurante, bar o pub. Es por eso que formarse en cocina es una opción segura para conseguir un buen trabajo en uno de los sectores clave de la economía española.