En todos los hoteles y negocios que ofrezcan algún servicio al cliente, deben intentar alcanzar la excelencia en la atención. Sabemos que esto funciona así, ya que cualquier empresa de turismo y, en especial la hotelera, su éxito dependerá de su reputación. Por esta razón, cada empleado de hotel o negocio turístico debe estar capacitado para brindar la mejor atención y servicio posible.

Los jefes de los hoteles son los encargados de dar las herramientas necesarias y formar a cada empleado en el servicio al consumidor. Igualmente, deben proporcionar el más adecuado ambiente de trabajo para que sus empleados ofrezcan un servicio al cliente de calidad. En el artículo de hoy, te damos algunos consejos para cuidar en todo momento la atención al usuario. Sigue leyendo o, si quieres formarte para trabajar en alguna empresa hotelera consulta nuestro curso Recepcionista de Hotel y Servicio al Cliente.

5 Claves para lograr el mejor servicio al cliente

Desde la recepción hasta el equipo de mantenimiento deben cuidar los estándares de calidad y la imagen ante los clientes. Actualmente, existe el factor de las redes sociales y las páginas de opinión que ayudan a fortalecer la presentación de algún establecimiento. Estas plataformas sirven para que personas de todo el mundo conozcan las cualidades de un sinfín de hoteles. Por lo tanto, cualquier negocio hotelero necesita mantener una buena imagen, tanto en internet como fuera de él.  Para lograr esto te dejamos 5 claves que hay que optimizar para contar con el mejor servicio al cliente.

Comunicación cercana con el cliente

Una comunicación cercana y siempre amable definirá la calidad del servicio al cliente. El empleado siempre debe reflejar disposición para ayudar y para responder a cualquier pregunta que algún cliente realice. Algo que puede ayudar al empleado a comunicarse eficazmente es la naturalidad y la confianza con la que se exprese. Esto representa un valor extra.

Lo importante es lograr empatizar con el cliente, ya que él espera pasar un tiempo acogedor y despreocupado durante sus vacaciones. Si se mantiene una actitud cortés y abierta, se conseguirá que el cliente conecte con los empleados y tenga sensaciones positivas. Lo ideal es reflejar, desde la postura del hotel, una personalidad original pero respetuosa.

Escuchar y atender las necesidades del usuario

Para prevenir problemas y quejas de parte de los clientes siempre hay que escuchar lo que necesitan y resolverlo inmediatamente. Es muy importante controlar esto para así cuidar lo que se dice del hotel.

En este sentido, el personal que pasa mayor tiempo en contacto con el cliente es el medio indicado para recibir y dar toda la información posible. Por esta razón, es imprescindible prestar atención a toda la comunicación verbal y no verbal. Esto se traduce en gestos, expresiones y comportamientos que puedan transmitir sentimientos bueno o malos. Si se observa con cuidado incluso habrá situaciones a las que se les pueda dar alguna solución para que el cliente quede satisfecho.

Vigila redes sociales y páginas webs

Es importante recordar que la reputación online cuenta mucho y constantemente está a la vista de todos. Por lo que siempre se deben monitorear las redes sociales así como los foros externos. De esta forma se podrá contestar a las dudas de clientes potenciales o conocer las críticas de huéspedes para darles alguna mejora y fortalecer la calidad en el servicio. La experiencia del cliente no termina una vez que se va del lugar. Si se continúa en comunicación con ellos se le podrá transmitir lo importante que representa para el hotel. Es otra manera de obtener información valiosa.

Formación constante

Como ya hemos mencionado anteriormente, toda formación y certificación del equipo de trabajo es básica para brindar el mejor servicio al cliente. Si prepara constantemente a un personal, este dará prestigio y calidad al hotel. Si esta se pone en práctica, será un valor añadido del establecimiento hotelero y diferente.

Buen ambiente para clientes y empleados

Obviamente, contar con espacios e instalaciones en perfectas condiciones es clave para que el cliente tenga un experiencia inolvidable. Sin embargo, no hay que olvidar que los empleados también necesitan sentirse cómodos mientras trabajan para que reflejen una actitud positiva. Por lo tanto, hay que fomentar el compañerismo, integrar a todos y brindar buenas condiciones de trabajo. La calidad también se refleja en la organización y funcionamiento del equipo de trabajo del hotel.

Con esto te puedes dar una idea de la importancia del buen servicio al cliente y la forma ideal para mantenerlo.